Se dio a conocer un nuevo protocolo que deberá implementarse en todos los procedimientos policiales. 


Una nueva práctica institucional se pone a pruba en toda la provincia de Río Negro, y que consistirá en ser menos invasiva para cuando policías detengan a un chico menor de edad. Se llama “Protocolo de Atención Integral” e involucra tanto a hombres como a mujeres. 

El modelo apunta a brindar apoyo integral a grupos de menores cuando deban ser alojados en Centros de Admisión y Derivación (CAD) o en unidades de Orden Público, durante un lapso máximo de 12 horas. 

Según reveló Río Negro, el propósito será garantizar el principio de especialidad desde el primer momento de la aprehensión hasta la derivación o egreso del establecimiento, limitando a su vez el accionar de las fuerzas de seguridad tras algunos inconvenientes registrados dos años atrás con una polémica detención.

El protocolo exige dispositivos especiales de guardias dependientes de la Secretaría de Estado, Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), y por 24 horas todos los días del año.

En el nuevo rol para los efectivos, toda aprehensión se practica del modo menos perjudicial, y la autoridad que tenga esa responsabilidad debe avisar al Fiscal para indicar el temperamento a adoptar; al Defensor de Oficio, y a la Senaf.

A su vez,  los involucrados serán revisados por un profesional médico policial en un tiempo razonable, que no exceda los 60 minutos, debiendo entregar un certificado correspondiente. También la persona puede elegir un profesional.






Comentarios