"Luego de la pandemia debería pensarse como una renta básica universal", admitió el secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar.


El secretario adjunto de ATE Nacional y secretario general de la CTA Autónoma de Río Negro, Rodolfo Aguiar, consideró que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “luego de la pandemia debería pensarse como una renta básica universal y su valor debería ser igual que al de un salario mínimo”.

“Estamos frente a una grave crisis y su carácter global nos indica que la salida será vía consumo y mercado interno, en los tiempos que vienen debemos priorizar la distribución y abastecimiento de alimentos”, dijo el dirigente de ATE en un comunicado.

Después del período de aislamiento por el coronavirus, “el IFE debería continuar funcionando bajo otra figura para que con un aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), logre sacar a millones de familias de la pobreza en toda la Argentina”, señaló Aguiar.

El secretario adjunto de ATE precisó que ese ingreso mínimo para una familia tipo “puede financiarse a través de un mayor esfuerzo fiscal y emitir moneda, suspender los pagos de la deuda, y establecer un tributo sobre las grandes fortunas”.

ATE Río Negro (web).

Asimismo sostuvo que “en estos tiempos es imprescindible construir condiciones de mayor igualdad” y que “el Estado es el responsable de hacerlo”.

Además de proponer la continuación y de los programas nacionales, Aguiar explicó que “no debemos asustarnos con esta propuesta ya que es plenamente viable y forma parte de los aportes que tenemos que hacer para la nueva normalidad que se viene en la sociedad post pandemia”.




Comentarios