Fue luego de que la empresa telefónica le otorgara a un vecino una línea de teléfono sin su aprobación, lo que le causó una deuda ilegítima.


Se confirmó este lunes que la Cámara Civil de Viedma le impuso una multa de 40 mil pesos a Movistar luego de que Defensa del Consumidor de Río Negro revelara que a un hombre de la provincia le abrieran una línea de teléfono sin su consentimiento y tras una deuda ilegítima, cayera en el Veraz.

Según informó VDM, tras la confirmación de la pena, la empresa remarcó que “no había relación de consumo” y aseguró que no se había notificado de la acción.

La empresa telefónica deberá abonarle 40 mil pesos (web).

Por otra parte, la Cámara Civil dijo que Movistar “realizó pasos encaminados a crear una relación de consumo”, por lo que no podría ir “contra sus propios actos, negando la vinculación que pretendió entablar al dar apertura a una línea que no fue solicitada”

“Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen, entre otros, derecho a la protección de su seguridad e intereses económicos y se les garantiza la libertad de elección”, determinaron los jueces de la causa.

El hombre fue incluído en el veraz tras asegurarle que tenía una deuda con Movistar (web).

“La firma tuvo pleno conocimiento de la cuestión de ser destinataria de la reclamación efectuada por quien promovió la denuncia y de que se encontraba dentro de su órbita de actuación la posibilidad de revertir la situación planteada”, recalcó la Cámara Civil, que afirmó que fue Movistar “quien dio cuenta ante el VERAZ del aludido atraso en el pago del servicio de telefonía”.

Por otra parte, añadió que “la pretendida vulneración al derecho de defensa no se observa cuando la empresa supo claramente qué se le imputaba y pudo presentar sus descargos”.

The Samsung Galaxy Fold smartphone is seen during a media preview event in London, Tuesday April 16, 2019. Samsung is hoping the innovation of smartphones with folding screens reinvigorates the market. (AP Photo/Kelvin Chan)

Por regla el proveedor o prestador está obligado a suministrar al consumidor o usuario en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales del producto o servicio que provee”, determinaron desde la Justicia.

Con respecto al requisito incumplido, resaltó que “se impuso una relación de consumo sin siquiera indagar la voluntad del supuesto contratante. Nada más patente y real que sostener en base a esa conducta arrolladora, ejercida a partir de la posición dominante, el quebrantamiento al deber de información”, finalizó.




Comentarios