Esta vez se llevaron alimentos destinados para los alumnos.


Por segunda vez robaron la escuela primaria N° 257 del barrio San Martín, el hecho se registró durante la madrugada de este jueves a pocos días de diferencia del anterior. Esta vez los delincuentes dejaron una nota irónica en el pizarrón.

Los ladrones aprovecharon un descuido del personal del establecimiento que olvidó cerrar una ventana de la cocina. Al ingresar los malvivientes se llevaron alimentos destinados a los chicos que asisten al establecimiento. Los ladrones, inclusive, dejaron una nota en el pizarrón indicando que “los vidrios estaban duros”. El sector por el que ingresaron no cuenta con alarma y está ubicado a pocos pasos de la cocina de la escuela.

En la mañana de hoy personal policial realizaba pericias en el lugar para tratar de identificar a los autores del hecho. El anterior ocurrió en la víspera de las elecciones primarias, cuando personal del ejercito llegó a la escuela y descubrió que un vidrio de una ventana había sido roto.

Mientras el personal militar revisaba el exterior, el delincuente aún se encontraba en el interior y aprovechando la ausencia de personas se robó una mochila de un efectivo y alimentos. Según publicó Río Negro.





Comentarios