Ambos funcionarios de San Antonio fueron imputados en una causa que los relaciona con drogas y prostitución.


Luego de ser imputados en una causa por corrupción de menores, tanto el intendente de San Antonio, Luis Ojeda, como el legislador Javier Iud manifestaron que seguirán en sus cargos políticos.

Tras la imputación del juez Juan Brussino, ambos funcionarios aseguraron que no pedirán licencia ni dejarán sus puestos mientras se desarrolle la investigación, según informa Diario Río Negro

Nada cambió. Es obvio que la imputación no la esperaba, pero Ojeda seguirá desempeñándose como intendente. Desde el partido estamos viendo si realizamos algún comunicado de respaldo tanto para él como para Iud. No cuestionando a la Justicia que debe investigar para esclarecer. Sino acompañando a nuestros dirigentes”, sostuvo Luís Noale, legislador electo por el FpV.

Desde el Concejo Deliberante manifestaron que no existe ninguna norma en la carta orgánica que les exija dejar sus cargos mientras son investigados por la Justicia. “Nuestra carta orgánica sólo contempla que un funcionario debe abandonar su puesto sólo en caso de que exista una sentencia firme”, precisó Luís Esquivel.

El abogado de los funcionarios, Néstor Torres, sostuvo que no descartan pedir que la causa pase a un fuero federal ya que en la misma se involucra droga. “Es algo que evaluamos”, dijo. La acusación de la fiscal Paula Rodríguez Frandsen es que ambos mantuvieron relaciones sexuales con una adolescente a cambio de dinero y drogas.






Comentarios