Una mujer decidió bañarse como acostumbra hacer todos los días, pero al abrir la cortina notó que había una enorme y oscura mancha en la zona de la ducha. Cuando notó de qué se trataba, se llevó el susto de su vida: era una enorme araña.

Cathy Cox vive en el condado de Perth, en Australia y cuando estaba en su casa decidió darse una ducha. Pero no era la única que contaba con disfrutar de un buen baño, ya que se encontró con una enorme araña dentro.

Una joven se levó el susto de su vida al encontrar una araña enorme en la ducha.

“Tengo lo que creo que es una hermosa araña cazadora en mi ducha. Está fuera de peligro, pero ¿debería reubicarla? Para tu información, el corazón se acelera al pensar en esto último”, posteó la mujer en una publicación en el grupo de Facebook “Australian Spider Identification”, esperando una respuesta de parte de los usuarios.

La mujer decidió capturar el momento con una foto y escribió: “Creo que tengo a una hermosa araña cazadora en mi ducha. Está fuera de peligro, pero ¿debería correrla?”, preguntó asustada. “El corazón se me acelera al pensar en esto último”, rezaba el posteo.

La “araña cazadora” posee las patas más largas del mundo y pueden llegar a medir hasta 30 centímetros de largo. Su picadura puede resultar letal, ya que así es como mata a sus presas.

Compartió la imagen de la araña en sus redes sociales

Los comentarios comenzaron a llegar y los consejos sobre cómo sacar el arácnido de su baño fueron cientos. Y también hubo respuestas muy curiosas, como algunos que le aconsejaron dejar todo como estaba, cerrar la puerta tras ella y abandonar la casa.

Un usuario respondió: “le sugeriría que se mude a un lugar más acogedor. No puedo imaginar cosas más horribles que ella humedeciéndose, perdiendo el equilibrio y cayendo sobre tu hombro”.

Otro dijo: “parece que es del tamaño de una pelota de baloncesto. Yo no lo tocaría. Han reclamado tu ducha. Puedes usar la manguera para bañarte ahora”. Mientras que un tercero escribió: “Dios mío, ¿por qué parece que podría encender la ducha?”.

Según informó el diario “Daily Mail”, incluso hubo gente que le preguntó si podía estirar una cinta métrica alrededor del arácnido para llegar a medirlo, y como graciosa respuesta, la usuaria escribió: “Claro, no hay problema. Prefiero clavarme alfileres en los ojos”.