Rocío Guirao Díaz sigue con mucha atención a sus redes sociales y comparte frecuentemente su vida en imágenes y videos desde Miami, su lugar de residencia.

//Mirá también: La osada foto de Natalie Weber: posó en camisa y sin nada abajo

Rocío Guirao Díaz y unas postales en bikini para el infartoRedes Sociales

Es que la modelo se mudó a Estados Unidos junto a su marido, Nicolás Paladini, hace un año en busca de una mejor calidad de vida y otros negocios familiares. Así que no pierde la oportunidad de postear desde allí.

Y continúa la relación con sus seguidores y les va mostrando su nueva vida, rutinas de gimnasia, paseos y viajes y, por supuesto, las producciones fotográficas que prepara exclusivamente para las redes.

Rocío Guirao DíazInstagram | Instagram

Ahora Rocío subió una fotografía a pleno sol del verano de Miami donde se la ve apoyada contra un muro inmenso y rodeada de la vegetación del lugar.

La modelo luce una bikini diminuta que sostiene con tiras y deja ver su cuerpo bien bronceado. La cámara la toma pero ella mira hacia el paisaje, ignorándola.

//Mirá también: Rocío Guirao Díaz se animó a la malla blanca en la primavera floridana: “No comments”

Buen día mis amores!”, colocó como epígrafe en su publicación y lo volvió a escribir en inglés, para los seguidores del lugar. Y los comentarios fueron muchos, igual que los “likes”, que fueron más de 34.9 mil.

Súper top”, “Belleza”, “Espléndida”, “Divina” y “Hermosa”, son solo algunos de los comentarios más destacados que recibió Guirao Díaz en su posteo.

Rocío Guirao Díaz y su nueva vida

Hace un tiempo fue la misma Rocía la que se encargó, a través de una historia de Instagram, de hablar sobre su futuro: “Sí, nos vinimos a USA”, confirmó en un posteo sobre la decisión que tomó con su marido y sus tres hijos Indio, Aitana y Roma.

“Cada caso es distinto. Yo me vine con una visa de trabajo, estoy contratada por una agencia de acá”. Pero aclaró: “Por un tiempo”.

Rocío Guirao Díaz (Foto: Instagram)Instagram

En cuanto a los chicos, explicó que ya están listos para empezar la escuela y que hablan inglés. Y de la adaptación dijo: “Con tiempo, amor y paciencia, como todos los chicos que emigran”.

Sobre su situación Rocía bromeó: “Hablo inglés, pero cuando no me acuerdo una palabra, tiro fruta”, y también señaló que su madre, Laura, se sumó a la aventura y vive con ellos.