Desde la Secretaría de Pueblos Originarios dependiente del Ministerio de Gobierno Justicia y Derechos Humanos, confirmaron que la Casa Cultural Rafael Ishton carece de sustentabilidad jurídica para ser rematado.

Desde la Secretaría de Pueblos Originarios le confirmaron a los integrantes del Pueblo Selk’nam que la Casa Cultural Rafaela Ishton carece de sustentabilidad jurídica respecto a la intimación de remate.

En ese sentido, aseguraron que la casa fue transferida al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, para posterior adjudicación definitiva a nombre del Pueblo Selk´nam, como obra en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas.

Es decir que a partir de esta adjudicación, la Casa pasa a tener plena aplicabilidad de normativa indígena, la cual contiene características diferenciadas de la propiedad civil. La mencionada normativa establece que el inmueble es indivisible, no es susceptible de gravámenes, es inembargable e inajenable, comentó la Secretaria Ojeda Maldonado.