Juan Carlos Arcando brindó una entrevista a Radio Mitre Ushuaia y habló de diferentes temas. Para empezar, hizo una mención de su paso por la Armada Argentina, institución que según él le dio todo y le enseñó muchas cosas, ya que se incorporó a los 16 años. Como joven marino fue destinado a un buque con asiento en la ciudad de Ushuaia y desde ahí se enamoró de la ciudad austral. “Fueron 10 años. Uno se va, pero no deja de pertenecer a esa gran familia”, dijo y mencionó que sigue en contacto con miembros de la institución naval.

Arcando y militares de la Armada Argentina. Durante su gestión y fuera de ella, siempre tuvo ese acercamiento a la Institución que lo recibió y formo desde muy joven.

Todo lo vivido en la Armada le ayudó a bien porque, por su especialidad, se desempeñó en las áreas de logística. En ese sentido tuvo la posibilidad de conocer la provincia de Tierra del Fuego, de una manera extensa y diferente. Arcando dijo que la formación militar le ayudó para desempeñarse dentro de los ámbitos que prosiguieron a su paso por la marina y posteriormente en el plano político institucional.

Hoy, luego de 43 años de servicios, sigue en la política desde otra posición y fiel al Partido Justicialista. Expresó que para movilizarse dentro de la provincia toma los recaudos necesarios por temas relacionados a la pandemia. En este sentido, mencionó los cuidados que se deben tener e instó a la sociedad a continuar cuidándose.

Dentro del plano político, habló de la toma de decisiones y estar abierto a escuchar críticas. “A mí me gusta escuchar a aquellos que me critican, a aquellos que me vienen a endulzar el oído”, dijo y marcó la importancia de saber escuchar. Así lo hizo desde cada lugar que le tocó ocupar. Remarcó que, desde su óptica, siempre fue una persona abierta al diálogo.

Fiel a su formación y a la doctrina justicialista, siempre acompañó a su compañera de fórmula y ex gobernadora de la provincia de Tierra del Fuego.

En su relación política y profesional con la ex gobernadora, Rosana Bertone, reconoció que no fue de lo mejor. Atribuyó a que sintió una falta de atención. Luego de tres años y medio de gestión, no tenía ganas de ir a la reelección. “No me habían dado la participación ni me habían escuchado”, remarcó. Aun así, continuó adelante con la gestión por respeto a la institucionalidad. “algunos creen que yo me tenía que haber impuesto más”, indicó.

Por otro lado, explicó los procesos eleccionarios que sucedieron en la provincia, las fórmulas que conformó Bertone, y que perdió. Las elecciones de la gente para que él ocupase puestos en la política. En este sentido dijo que, a la actual Diputada, le habían aconsejado que conforme la fórmula con alguien del peronismo, si quería ganar la gobernación. “Yo traje todo ese voto peronista. Lo que pasa es que después, el peronismo no se sintió convocado por quien había resultado ser electa gobernadora”, dijo y agregó “cuando al peronismo vos lo dejas de lado y le querés imponer las cosas con el látigo, el peronismo se revela; porque el peronismo es pueblo y se reveló y hoy, Gustavo Melella gana en primera vuelta la elección”.

En su análisis, el gobierno de Bertone, no representó a la masa votante. Debido al acompañamiento de personas que llegaron de Buenos Aires que no conocían la idiosincrasia del fueguino y no convocaron al peronismo, fue lo que le jugó en contra para la reelección.

Tras la renuncia de Bertone, Arcando llevó adelante la gobernación por 9 días y tuvo que asumir la transición del mando que debería haberse hecho en 6 meses. “El gobernador asume y tiene que tomar decisiones, y lo pudimos hacer. Yo asumí un día y al otro día estábamos sentados con el gobernador electo, en este caso con Gustavo Melella, para llevar adelante la transición. No fue mucho tiempo, pero fue el suficiente como para que él, cuando asumió, pudiera tomas algunas decisiones”, relató.

Arcando respondió todas las preguntas sin esquivar y expuso sinceridad en cada respuesta. Radio Mitre Ushuaia

Durante ese lapso de gobernación, Arcando sufrió los vituperios de las personas que acompañaban a Bertone, su ex compañera de fórmula y gestión provincial, porque lo acusaban de querer obtener los atributos de gobernador, como es el bastón y la banda gubernamental, y que lo pague el Estado. “Yo quisiera que todos esos que critican, investigaran dentro del gobierno si hay un peso que salió de las arcas del gobierno para pagar el bastón y la banda. Lo pagué yo de mi bolsillo”, remarcó.

El bastón que se hizo para Arcando, lo tiene en su poder y representa una reliquia muy preciada para él, porque tiene una carga emocional muy grande. “Primero, tiene el mismo modelo que utilizó Perón en la primera presidencia. Segundo, la empuñadura que en algunos casos son de plata y con algunas incrustaciones, el mío no tenía eso”, remarcó y es este sentido explicó que la empuñadura de su bastón está confeccionado con la fundición de bronce. El mismo orfebre Juan Carlos Pallarols recogió vainas de la munición utilizada en Malvinas para fundirlos y hacer la rosa por la paz. “Me pongo en contacto con él, si le había quedado algo y me dijo que sí. Con eso está hecha la empuñadura”, resaltó.

Cabe destacar que el primo de Juan Carlos Arcando, Ramón Ángel Cabrera, fue un soldado que entregó la vida en la Batalla de Darwin, defendiendo nuestra soberanía en Malvinas. Es por ello que el bastón representa mucho para él al igual que la banda, que también lleva las Malvinas en dorado.

Juan Carlos Pallarols, orfebre. Él es el encargado de realizar los bastones presidenciales. En 2019 le confeccionó el bastón al gobernador de Tierra del Fuego con vainas de bronce de Malvinas.

Si bien estos atributos corresponden ser provistos por el Estado, él no quiso y los pagó con su dinero. “Yo tengo la tranquilidad que no van a encontrar ni una factura, ni un peso pagado por el Estado por estas dos cosas”, remarcó y mencionó los casos de los 5 presidentes en una semana, quienes reclaman cobrar pensión de presidente. “Yo no reclamé nada. Me jubilé con las leyes provinciales, con los 120 meses como corresponde. Yo me jubilé con 43 años de servicios. Me fui por la puerta grande y puedo estar caminando tranquilo por las calles de la provincia de Tierra del Fuego”, recalcó.

Para finalizar, analizó la situación de la provincia y dijo que la ve bien. Observó la gestión de Melella y dijo que, entre otros factores, se volcó a la resolución de los problemas aparejados a la salud; felicitó y resaltó las acciones que se llevan a cabo por el personal de salud en las principales ciudades de la provincia. Remarcó que se hicieron muchos esfuerzos y muchas veces no se llega a tener todo, más allá de las gestiones.

Por otro lado, de cara a las elecciones de 2023, dijo que Juan Carlos Pino “es el candidato natural a suceder a Walter Vuoto en la intendencia”, dijo. “Es una de las pocas personas de la política que conoce la realidad de la ciudad de Ushuaia. Creo que él se merece una oportunidad de ser el relevo natural de Walter. Espero que así lo entiendan todos”, expresó y no cerró la puerta para presentarse de cara a las próximas elecciones.

Arcando apoyó al Concejal Pino y consideró que él sería el relevo natural del actual Intendente de Ushuaia, Walter Vuoto.Web