María Becerra mostró las 10 cosas esenciales sin las que no puede vivir

La cantante argentina reveló qué no puede faltar en su día a día.

María Becerra estuvo recientemente en España y mostró las 10 cosas esenciales, sin las que no puede vivir, en un video para la revista GQ. La cantante argentina compartió algunos de sus secretos de belleza y los objetos que la ayudan a mantenerse sana y en buen estado físico.

Aceites esenciales para el estrés y una pulsera roja con un ojo contra la envidia son algunas de las cosas que María Becerra considera esencial para su vida. Además de creatina y una bebida isotónica para mantenerse hidratada, sobre todo durante su entrenamiento en el gimnasio.

María Becerra mostró los cambios de su cuerpo.
María Becerra mostró los cambios de su cuerpo. Foto: Instagram @mariabecerra

Como toda una profesional, la nena de Argentina se preocupa por cuidar su voz. Es por eso que en la lista incluyó un nebulizador para cuidar sus cuerdas vocales. “Lo llevamos a todos los viajes para que yo esté con la garganta relajada y libre de mocos, y pueda cantar” confesó.

Por otra parte, María no dudó en incluir el mate como una de las cosas sin las que no puede vivir: “Es algo super lindo porque el mate para el argentino siento que representa como… compartir, es un momento super especial.”

María Becerra desde Madrid para su cuenta de Instagram.
María Becerra desde Madrid para su cuenta de Instagram. Foto: María Becerra

Continuando con lo que no le puede faltar para su estilo de vida saludable, la artista incluyó agua mineral y palta, o aguacate, debido a la dieta vegana que lleva. También mostró unas pesas para su entrenamiento físico y un cuaderno que usa para componer sus canciones.

María Becerra subió 7 kilos y mostró su antes y después en Instagram: “Ya no me siento débil”

La cantante María Becerra sorprendió a sus seguidores con una sucesión de tres imágenes en las que se hace notorio los cambios que tuvo su cuerpo tras haber comenzado a entrenar hace seis meses.

Una al lado de la otra, mostró como pasó de pesar 41 kilos a 46 y 48. “Ya no me siento débil”, aseguró. “Siempre tuve muchos mambos con mi cuerpo. Nací prematura, pesando un kilo doscientos. La mayoría de los bebés nacen pesando entre tres y cuatro kilos. Siempre fui súper flaquita, siempre pesé entre 41 y 43 kilos... me costaba mucho aumentar masa muscular”, explicó.

Temas Relacionados