En el marco de un recorrido por las provincias del noroeste argentino, este martes el gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, recibieron en el despacho de Casa de Gobierno al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta. A su vez, se trata de la segunda visita de un ministro de la Nación a Tucumán, primeramente fue Gabriel Katopodis, de Obras Públicas, durante el primer mes del año.

En la oportunidad, dialogaron sobre el inicio del ciclo lectivo en marzo, el lanzamiento de programas nacionales y la reunión con equipos del Ministerio de Educación local. A su vez, en el Centro de Innovación (Ciidept), se puso en marcha el programa federal “Acompañar Puentes de Igualdad”, y participaron del lanzamiento del ciclo de formación para la temporada de verano.

En la oportunidad, Manzur informó: “El ministro anunció una inversión de más de $2600 millones en obras de infraestructura para mejorar la capacidad educativa. Hacer el esfuerzo para que las clases vuelvan el 1 de marzo, compatibilizándolo con la marcha de la pandemia”. Asimismo, reconoció el gesto de Trotta de “venir en enero a Tucumán; habla de la gran vocación de servicio.”.

“Con Trotta y mi equipo de trabajo hablamos de planes y propuestas para ver de qué manera en un contexto difícil de pandemia seguimos adelante con un área tan sensible como es Educación”, expresó Manzur y añadió: “Tenemos sólo palabras de agradecimiento a este hombre que tiene una visión clara de lo que es una Argentina profunda y federal”.

A su turno, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, hizo referencia al programa Acompañar Puentes de Igualdad: “En un productivo diálogo con los rectores de las universidades públicas y privadas, buscamos planificar el despliegue de las políticas socioeducativas y reafirmar el compromiso compartido del inicio de la actividad con el regreso de la presencialidad de manera cuidada”.

“Entre todos tenemos que transitar el desafío de reabrir nuestras instituciones, sosteniendo el respeto de los protocolos para garantizar su funcionamiento. Además, hemos podido avanzar en programas que apuntan a mejorar la infraestructura educativa, en el plano edilicio, como así también en recursos para maestros y alumnos”, puntualizó Jaldo.

En ese sentido, el Ministerio de Educación de Tucumán busca la continuidad de las trayectorias escolares en todos los niveles del sistema educativo y promover que los alumnos del último año del Nivel Secundario culminen la educación obligatoria. “Vinimos a reafirmar el compromiso compartido con el gobernador Juan Manzur, del comienzo de las clases el primero de marzo en Tucumán, con la presencialidad como organizadora de nuestro sistema educativo, con un regreso cuidado”, comentó Trotta.

Por último, las actividades de verano en el Ciidept se realizarán durante los meses de enero y febrero. Los diversos programas se aplicarán tanto en Capital como el interior de la provincia para que chicos, jóvenes, adultos y familias puedan seguir aprendiendo de una manera recreativa, estimular la imaginación y fortalecer los vínculos en tiempos complejos.