Este jueves, desde la primera ciudad al norte de Tucumán, el gobernador Juan Manzur, el vicegobernador Osvaldo Jaldo y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, acompañaron la firma del convenio entre la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) y la empresa Conorvial S.A., que ejecutará la obra del acceso a Trancas.

En ese sentido, se trata de la construcción del puente elevado sobre la Ruta Nacional Nº9 que está enmarcada dentro del Compromiso Federal de Cooperación (acuerdo de obras para municipios del norte argentino impulsado por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación), que fue licitada en noviembre del año pasado por la DPV.

El proyecto llevará un año de construcción con una inversión de $250 millones. “El Gobierno de la Nación se había comprometido, por medio del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, a realizar esta obra, que hoy comienza a hacerse realidad. Acabamos de firmar el contrato de ejecución que permitirá hacer el acceso y salvar vidas”, destacó Manzur.

En ese marco, adelantó que “en los próximos 20 días comenzará la obra que tendrá una duración de un año. Ojalá que se haga antes porque es prioritaria y Trancas es la puerta de entrada al norte de Tucumán”. Por su parte, Arroyo remarcó: “Es indudable como las obras transforman la vida de los pueblos. Es significativo que pueda dar inicio la ejecución del puente elevado aquí”.

“Esta obra fue anunciada por muchos gobiernos nacionales anteriores pero tuvo que llegar un presidente como Alberto Fernández para que hoy estemos firmando el contrato del inicio de obras para este acceso. Esto brinda ordenamiento urbano y ayuda a evitar accidentes viales”, subrayó Jaldo, también presente en el acto.

Por su parte, el intendente de Trancas, Roberto Moreno, indicó: “El puente nos dará conectividad e identidad a los tranqueños. Además, anunciamos nuevas obras: 12 cuadras de asfalto para la localidad de Benjamín Paz, la repavimentación de la avenida Hipólito Yrigoyen y el camino hacia el balneario El Boyero”.

En tanto, sobre la visita a Trancas de Arroyo, Manzur remarcó: “Que el ministro de Desarrollo Social de la Nación esté en el interior del interior conversando con los productores, visitando la fábrica de leche La Overita y viendo de qué manera aumentar el volumen de producción, nos da esperanza de que esto genere más trabajo en Trancas”.

Asimismo, durante el recorrido por el Municipio, Arroyo dialogó con los productores de la localidad y conocer la modalidad de trabajo para la elaboración de la “leche social” que se distribuye en merenderos y comedores escolares de Tucumán: “El esquema de producción en el que los productores llevan la leche, se ensacheta, se pasteuriza y se distribuye en comedores y merenderos es muy bueno. La leche social, planteada de esta forma, es la posibilidad de tener un producto de mucha calidad”, concluyó.

Por último, Jaldo indicó que participaron de la inauguración de la Sala de Kinesiología que se encuentra en la Secretaría de Asunto Social de la Municipalidad, “donde también sumamos equipamiento para la unidad”, y señaló: “Avanzar en obras significativas para las distintas partes de nuestra población, son acciones que encaramos desde el compromiso que asumimos como gobierno provincial”.