El gobernador Osvaldo Jaldo presidió este jueves en el Salón Blanco la reunión del Comité de Emergencia para evaluar las consecuencias de la intensa tormenta registrada ayer en la provincia y las acciones a tomar.

Participaron la secretaria y subsecretario general de la Gobernación, Silvia Pérez y Pedro Sandilli; los ministros Luis Medina Ruiz (Salud); Carolina Vargas Aignasse (Gobierno y Justicia); Eugenio Agüero Gamboa (Seguridad); Juan Pablo Lichtmajer (Educación); Miguel Acevedo (Interior); Álvaro Simón Padrós (Desarrollo Productivo).

Del mismo modo, estuvieron el titular de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), Augusto Guraiib; secretaria de Atención a Familias en Riesgo Social, Lorena Málaga; subsecretario de Obras Públicas de la provincia, Fernando Baratelli; director de Vialidad de la provincia, Ricardo Abad; jefe del departamento  de conservación de Vialidad, Jorge Chrestia; director y subdirector de la Dirección Provincial Del Agua (DPA), Juan Saravia y Martín iturre; subjefe de la Policía, José Gómez; subsecretario de fortalecimiento escolar, Carlos Mendizabal; el interventor del Sepapys, Adrian Ruiz; y el subsecretario de Recursos Hídricos, Carlos Giobellina.

Acevedo destacó que, “si bien hubo inconvenientes no hay evacuados. En los relevamientos hay 16 jurisdicciones afectadas con alrededor de 300 familias que están siendo asistidas”. Luego agregó que, “nos organizamos como lo hacemos siempre, estamos en contacto directo con las autoridades locales como ser los intendentes y comisionados”.

“trabajamos en conjunto y de manera coordinada entre los distintos ministerios y con las diferentes reparticiones como Vialidad, Dirección Provincial  del agua, Irrigación y el Ministerio de Producción”, dijo el funcionario.

Por su parte, Fernando Torres, director de Defensa Civil, contó que el alerta meteorológico empezó en el sur de la provincia en La Cocha y Aguilares, luego con mayor intensidad en Monteros, Famaillá, Lules y Bella Vista y en la Capital donde el impacto fue importante.

Tenemos registros que superan los 100 milímetros, con más de 70 milímetros en la primera hora. Tenemos áreas de Defensa Civil en todos los municipios y se activaron todas las respuestas”, aclaró.

“No fue necesario abrir centros de evacuado. Tenemos varios establecimientos que están a disposición, nos informó el ministro de Educación”, aseguró.

“La tormenta que impactó en Capital se desplazó hacia el noreste pasando por distintas localidades y tenemos registros muy importantes en La Cruz, perteneciente a Burruyacú. Hubo escurrimiento del agua hacia el este y también llego a la zona de Finca Mayo. Los canales de desagües que hay en ese lugar desbordaron y derivaron a otros lugares del este de la provincia”, contó Torres y garantizó que hay equipos trabajando en el lugar.

Esperemos que se cumpla ese pronóstico porque después de una emergencia climática, es importante que el tiempo esté de nuestro lado para que la recuperación de daños sea rápida”, cerró.