El deporte como formador de personas y lugar de contención para los jóvenes que atraviesan situaciones difíciles, es uno de los arduos trabajos que en distintos puntos de la provincias muchos hombres y mujeres encaran para colaborar con sus barrios y el apoyo de niños, adolescentes y jóvenes. Este es el caso del Club Social y Deportivo Ingenio Viejo, oriundo de la localidad de La Reducción en el departamento Lules.

La institución surgió hace varios años atrás, pero hace un par de fines de semana logró el debut de los planteles de reserva y primera división en el torneo de ascenso de la Liga Tucumana de Fútbol, convirtiéndose en uno de los tres equipos debutantes de la temporada junto a El Corte FC y Fundación Mapa. Además de ser el tercer equipo de la ciudad en competir en los torneos oficiales de la provincia que ya integran Almirante Brown y Mercedes.

Club Social y Deportivo Ingenio Viejo. Foto: Facebook.

“El club siempre existió, lo que se implementó en el último tiempo fue la actividad social en el club, formamos diferentes categorías. En un momento nuestra actividad tuvo un eco muy grande en la población al punto de hacerse masiva y no podíamos mantener tantos chicos, después de la actividad, se servía una merienda a cargo de unas mujeres del barrio, es todo a pulmón. Las chicas trabajan en nuestro proyecto con nosotros”, recordó el presidente de la institución, Bruno Ruíz en una entrevista con Radio 21 Tucumán.

Luego comentó que, “se empezó a gestionar con el municipio para que nos den ciertos insumos y otras cosas para ayudarnos y gracias a Dios, recibimos respuestas positivas. Actualmente hay entre 18 y 20 personas que trabajan en el club”.

Sobre el arduo trabajo que se viene realizando en el club detalló que cuentan con “todas las categorías formativas, cebollitas, infantiles e inferiores que comienzan en la 2004 hasta la 2015, incluyendo reserva y primera”. Pese a ello, remarcó el impacto que tuvo la pandemia en el trabajo realizado y comentó que debido a la situación sanitaria actual, se generó un nuevo envión para seguir con el trabajo: “a la pandemia la sentimos muy fuerte, recién nos estamos levantando. La inclusión de los mayores nos ayuda con el tema de los sponsors”.

El plantel de reserva se encuentra a cargo de Sebastián Acuña, mientras que la primera división está dirigida por la dupla técnica conformada por Martín Oscari y Eduardo Brandán.

Plantel de reserva de Ingenio Viejo. Foto: @fotografias_nadir

“En Lules solo hay dos clubes, Almirante Brown y Mercedes, nosotros no teníamos ese toque final para que los chicos que terminen la etapa formativa tengan un paso más, quedaban en la nada, no queríamos dejar colgado a esos chicos, empezamos a gestionar el proyecto, y entonces me senté a ver cómo podía sostener lo que se estaba armando, conseguí sponsors y una vez que nos acomodamos con eso, empecé a golpear la puerta de los jugadores, de las zonas aledañas del club. Vinieron jugadores no solo de la zona, sino de los que quedan libres de otros clubes como Mercedes, San Pablo, Famaillá, y hoy en día los chicos vienen de todos lados a jugar”, detalló el dirigente sobre el proceso de formación de ambos planteles.

El debut oficial en el certamen fue el pasado fin de semana ante Concepción Fútbol Club en “La Perla del Sur”. El resultado no fue positivo, ya que Ingenio Viejo cayó por 1 a 0, sin embargo, es simbólico para quienes integran el club ya que fue la materialización de un objetivo grande y que marcó el inicio de un nuevo camino.

La primera fecha fue algo tenso para todos, para ver si podíamos o no, o de ver como estábamos parados, encima nos tocó con Concepción, pero nos dimos cuenta de lo que somos capaces”, comentó Ruíz entusiasmado.

El debut de Ingenio Viejo en el Ascenso de la Liga fue ante Concepción FC. Foto: Prensa Oficial Concepción FC.

La segunda presentación en el certamen trajo el primer triunfo para el equipo, 2 a 0 ante San Ramón, con el aliciente de que fue el primer partido en Lules: “En el partido de ayer, jugamos más tranquilos, los chicos lo hicieron muy bien y con un gran equipo porque ellos tienen mucha experiencia en el torneo, con un cuerpo técnico que trabaja bien, pero los chicos hicieron valer su juventud, nuestro jugador más grande tiene 26 años, porque aspiramos a que los chicos que vienen de inferiores puedan foguearse y armar un plantel competitivo”, analizó.

El Club Social y Deportivo Ingenio Viejo arrancó un camino de ida, en donde buscarán que el trabajo sea la clave. “Queremos sostener esto, hicimos un gran esfuerzo, y en la parte institucional estamos trabajando para mover la localía a nuestro predio, el proyecto está presentado en el gobierno, tiene que ser tratado en la Legislatura para ver si pueden empezar para el cercado de la cancha, los baños que son muy importantes”.

Queremos sostener este proyecto que tanto nos costó y que hoy es una realidad. Quiero pedirle a la gente de La Reducción que es el momento de unirnos y ayer quedó plasmado en toda la gente que fue a la cancha y ya es una necesidad establecer un club en un pueblo tan futbolero”, cerró el presidente del club.