El hecho tuvo lugar en la ciudad de Tafí Viejo. Se secuestraron armas y vehículos. Sin embargo los sospechosos quedaron en libertad.


El 15 de marzo pasado, una banda de cinco delincuentes a bordo de una moto y un auto asaltaron a los empleados de una estación de servicios, ubicada en avenida Roca y Congreso, en la localidad de Tafí Viejo. En el atraco, sustrajeron dinero en efectivo, ropa de la petrolera YPF, celulares y una computadora. Antes de darse a la fuga, los golpearon y encerraron en una oficina.

Luego de un intenso trabajo de investigación y en el marco de las investigaciones realizadas por los efectivos de la Brigada Norte, se logró secuestrar armas y vehículos que utilizaron los delincuentes que asaltaron a los playeros. Asimismo, en los allanamientos que se realizaron este miércoles, los policías encontraron a dos sospechosos del asalto, pero desde la Fiscalía de Robos y Hurtos de la III Nominación ordenaron que no sean aprehendidos.

Un mes atrás, luego de la denuncia del hecho, comenzaron a rastrear a los malvivientes. Las filmaciones de las cámaras de seguridad de Tafí Viejo fueron clave para la pesquisa ya que lograron captar las imágenes de la moto y el auto en los que se transportaban.

Esto localizó a los investigadores en el barrio Nueva Italia. No sólo identificaron a los vehículos que participaron en el asalto sino también a tres de los integrantes de la banda sospechosa.

Con estos elementos, se solicitaron medidas de allanamientos a la fiscalía interviniente. En uno de los domicilios inspeccionados, la Policía encontró el auto bajo sospecha, mientras que la moto fue hallada en un taller mecánico de la capital.

Otro de los allanamientos se realizó en la vivienda de uno de los sospechosos, en el barrio Lomas de Tafí. Cuando llegaron, el hombre se hallaba en la vereda de la casa portando el arma que luego fue secuestrada. En el interior de la vivienda, en tanto, encontraron una segunda arma de fuego que habría sido utilizada en el asalto y a otro de los acusados identificados por la Policía.





Comentarios