Una medida tomada por Refinor S.A. desató un conflicto inesperado y que puede provocar el desabastecimiento de garrafas en la provincia y en varios puntos más del país. La empresa pretende cobrar un canon de 150 dólares por tonelada, algo que no cayó bien en las empresas fraccionadoras de gas licuado.

Antonio Corral, director general de Extra Gas, se refirió a esta problemática. "Es un tema complejo que ya lleva un tiempo y a partir de estos días ya se va a ver un desabastecimiento de garrafas no tan sólo en Tucumán, sino en todo el norte del país".

"Se debe a que las empresas no van a fraccionar dado que Refinor SA nos ha impuesto un cánon de 150 dólares por tonelada. Con ese cánon que ellos nos pretenden cobrar es imposible vender la garrafa a 220 pesos como marca la resolución en la Secretaría de Energía, por lo tanto a efectos de defender al usuario hemos tomado la decisión de no fraccionar porque no podríamos cumplir con los precios que establece la resolución vigente", esgrimió el directivo.

Corral manifestó que es un problema de la empresa en particular. "Entendemos que es un tema que lo va a tener que dirimir la Secretaría de Energía de la Nación. Es un problema puntual que está sufriendo la empresa Refinor, que nos quiere trasladar a nosotros y nosotros no se lo podemos trasladar al público usuario", cerró en diálogo con LV12.