El nuevo entrenador de San Martín destacó la actitud del equipo para buscar siempre el arco contrario y se mostró esperanzado de cara al futuro.


Ni siquiera el cambio de técnico le pudo traer un aire fresco para conseguir la victoria a San Martín, que sobre el final del encuentro sufrió el empate de Banfield y sigue sin ganar en la Superliga.

Walter Coyette, flamante entrenador del Santo, dejó sus sensaciones tras el cotejo con el Taladro. “Me quedé contento por la actitud, por el cambio que hubo. Fue un partido duro, muy intenso, en el que los dos equipos tuvimos posibilidades. El equipo se brindó al máximo, pero tenemos muchas cosas por mejorar”, analizó.

“Con el correr de los minutos fuimos perdiendo la intensidad que tuvimos en el primer tiempo. Las lesiones de Arregui y Rodriguez hicieron que tuviéramos que replegarnos un poquito, cambiamos el dibujo táctico y Banfield se nos vino. Me quedó con la idea de buscar el arco rival”, agregó y dio las razones por la que el elenco de La CIudadela se tiró atrás en el complemento.

De cara a lo que viene, Coyette se mostró esperanzado y afirmó que hará hincapié en lo mental más allá de lo futbolístico. “En las próximas semanas hay que trabajar en lo anímico, al equipo le falta poco para conseguir el primer triunfo. Si lo logramos ahora en Mar del Plata, que lo vamos a ir a buscar, esto va a cambiar y lo vamos a levantar”, aseguró tras el encuentro.




Comentarios