El recorte a las provincias es para poder reducir el gasto y lograr el acuerdo con el FMI. 


En el marco de los recortes y ajustes del Gobierno nacional, el gobernador Juan Manzur dijo: “Si le quitan la plata al transporte, el colectivo va a subir y esto pegará de lleno en las familias tucumanas”. 

A su vez, comentó que “la provincia realizó un análisis determinando que, sin el subsidio, el boleto del servicio urbano costará entre $34 y $36“. Esta medida se adoptó para poder cumplir con el acuerdo del FMI. El ajuste fiscal significará en la provincia la absorción de unos $1950 millones que el Estado local deberá hacer frente cada año para evitar que el boleto suba.

“Hay que tener mucha prudencia porque a la gente ya se le subió la luz, el gas, la comida, volvió a subir la nafta y si le quitan lo que daba el Gobierno nacional para el colectivo, el transporte va a volver a subir”, cerró el mandatario provincial.




Comentarios