El intendente de Yerba Buena, manifestó que no tendrán problemas para completar las obras planificadas pese a la crisis del país.


Mariano Campero es uno de los hombres más cercanos a Mauricio Macri en Tucumán, por lo menos en cuánto a ideología respecta, por eso ante la crisis que viene sufriendo el país, el intendente de Yerba Buena se muestra tranquilo y afirmó que no habrá mayores inconvenientes para completar el plan de obra que tienen estipulado.

“En estos últimos días se garantizaron los fondos para completar la obra de infraestructura mas grande que se esta haciendo en el NOA en términos de desagüe que es el Canal San Luis – Solano Vera, y otra obra es la de San Expedito. En término de obras, no vamos a tener inconvenientes”, manifestó.

Respecto a la situación social, también se mostró muy cauto. “Indudablemente la recesión genera un efecto en el bolsillo directo del vecino. Tenemos el gran desafío como gestión de colaborar a los sectores más vulnerables que entiendo son los que sufren el mayor golpe”, expresó.

Por último, el intendente de Yerba Buena hizo hincapié en el avance que se viene respecto a la municipalización de la recolección de residuos. “Vamos a generar una capitalización para el municipio muy importante. Queremos prestar el mejor servicio de recolección”, finalizó en declaraciones a Los Primeros.




Comentarios