Una empresa privada inició negociaciones con el objetivo que el emblemático sitio de la Primera Confitería, ubicada en el camino a San Javier y el inicio de las sierras tucumanas, pueda reabrir sus puertas con una propuesta moderna que respete y rescate la infraestructura original de la obra.

En ese sentido, la majestuosa obra podría volver a maravillar a los tucumanos y los turistas que eligen la provincia, con una propuesta gastronómica moderna, y un proyecto que respete y conserve su infraestructura original. El Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT) se encuentra en conversaciones con un potencial inversor del sector privado.

Asimismo, continúan analizando otras propuestas con el objetivo de volver a poner en valor este sitio, uno de los bienes integrantes del patrimonio cultural de la provincia. Por ese motivo, el trabajo se realiza conjuntamente con la Dirección de Patrimonio Cultural del Ente Cultural de Tucumán.

Primeramente, esta semana, se realizaron trabajos de limpieza y desmalezamiento, para evaluar el estado actual de la propiedad y proyectar los pasos a seguir. Este lugar está lleno de recuerdos para los tucumanos", remarcó el presidente del EATT, Sebastián Giobellina.

"Tenemos ahora la oportunidad de rescatar su historia y ofrecer a las nuevas generaciones una nueva propuesta. Estamos evaluando la propuesta de un empresario para volver poner en valor este edificio histórico y hacerlo nuevamente una parada obligada para quienes visitan el cerro", agregó.