Durante la jornada del jueves, un empleado de un taller de hidráulica fue aprehendido por personal de la Comisaría 3°, luego de descubrió que había estado implicado en el robo de $450.000 que sufrió el local en la madrugada. Cerca de las 10 de la mañana, el comisario principal Alfredo Díaz, se presentó junto a un equipo de investigación en el taller.

Primeramente, el dueño del local había denunciado que le robaron $450.000 de una caja fuerte de la fábrica, ubicada en avenida Roca 2.100. Al revisar los registros de las cámaras de seguridad, descubrieron que tres sujetos habían ingresado durante la madrugada y que uno de ellos era un empleado del taller.

Inmediatamente los efectivos policiales aprehendieron al joven de 21 años y lo trasladaron a la comisaría. Se dio intervención a la Unidad Fiscal de Robo y Hurto de Turno, desde donde se validó la aprehensión y se ordenó el secuestro del teléfono celular del sospechoso y las prendas de ropa identificadas en el video.

El comisario Díaz explicó que el equipo de Criminalística trabajó en el taller para recolectar más pruebas y pistas, y que desde la Comisaría continuarán con las averiguaciones pertinentes para solicitar nuevas medidas de allanamientos con el fin de lograr el secuestro del dinero sustraído.