Autoridades del área de Seguridad desmintieron publicaciones en algunos sitios en internet y redes sociales negando que se haya producido un saqueo en una distribuidora de gaseosa, ubicada en Gobernador del Campo al 1.000.

En ese sentido aclararon que el dueño de la empresa gaseosa había anunciado el reparto de comestibles y jugos vencidos, lo que originó el tumulto de personas.

Lo que explicó el dueño a efectivos policiales -que se hicieron presentes de inmediato- “llegaron más personas de lo previsto, pero la situación estuvo siempre controlada“.

Según explicó el propietario, por cuestiones personales debe desocupar el local que alquilaba y necesitaba sacar los fardos de bebidas, por lo que decidió regalarla.