La Policía de Tucumán junto al IPLA realizaron controles y además, clausuraron una fiesta clandestina.


Tras lo establecido por el Gobierno de Tucumán donde no se puede realizar reuniones masivos durante 30 días, para evitar el contagio por coronavirus, la Policía de Tucumán junto al IPLA realizaron controles y clausuraron tres boliches y una fiesta clandestina.

En lacapital, se encuentran registrados treinta locales bailables entre boliches y pubs que deben permanecer cerrados según lo establece el informe.

A pesar de esto, en algunos lugares no respetaron el protocolo y terminaron con el cierre del local. Durante los recorridos por los efectivos policiales junto con IPLA, se clausuraron tres locales uno ubicado en San Martin 2370, el otro que se encuentra en Avenida Mate de Luna 1498 y por último el que se encuentra en calle Santiago y Lucas Córdoba.

Por otra parte una fiesta privada que se realizaba en un salón de eventos, también fue clausurada en avenida Belgrano al 3100.

Los controles seguiran durante todo el fin de semana con el fin de  concientizar a las personas que deben estar en cuarentena que la cumplan, porque es la única manera de evitar el contagio y combatir esta enfermedad.




Comentarios