Fueron asistidas y trasladadas a la escuela Nueva Pompeya, ubicada en la zona del Mercofrut.


Este jueves, el Comité de Emergencia continúa trabajando en la asistencia y contención de familias que viven a la vera de las márgenes del río Salí, debido a que el aumento del caudal de agua está provocando socavamientos en distintos sectores.

“Por el aumento de agua que traen los ríos desde Salta, se tuvieron que abrir las compuertas del Dique Celestino Gelsi para atenuar las crecidas. Esta situación provocó la crecida del río Salí”, aclaró el titular de Defensa Civil, Fernando Torres.

“Hubo un procedimiento de protocolo y prevención con las municipalidades de Banda del Río Salí y Alderetes, asistiendo a vecinos que viven en las márgenes este del río”, manifestó Torres.

“Hay un riesgo controlado donde en algunos casos socorrimos a los vecinos y a los que no quieren abandonar sus casas. Estamos atentos con presencia policial las 24 horas”, dejó en claro el funcionario de Defensa Civil.

Hasta el momento, son 12 las familias que fueron asistidas y trasladadas a la escuela Nueva Pompeya, ubicada en la zona del Mercado de Concentración Frutihortícola (Mercofrut). Dos familias pertenecen al barrio autopista, cinco viven en el barrio Las Piedritas y cinco pertenecen a los barrios Barrancas del Salí y Ampliación La Gaceta.

“En total son 50 personas, entre niños y adultos que son asistidas con alimentos, vestimento y medicamentos”, indicó por su parte Cristian Mur, funcionario de Desarrollo Social.

“Asistimos a las personas en un trabajo de equipo con los ministerios de Educación y Salud”, señaló Mur. Los funcionarios dejaron en claro que esas familias no podrán volver a vivir en el lugar donde lo hacían por lo que ya se está analizando la posibilidad de trasladarlos a otro lugar.




Comentarios