En su mayoría son procedentes de Lules, Famaillá y Cruz Alta. En algunas áreas cayeron más de 150 mm, provocando desbordes de canales, calles anegadas, caídas de postes y autos atascados.


El temporal que azotó la Provincia en las últimas horas afectó distintas ciudades tucumanas provocando desbordes de canales y anegamientos. Las precipitaciones se hicieron notar principalmente en el departamento Lules, Famaillá, Cruz Alta, Yerba Buena y Capital.

“El lunes el Comité está en reunión permanente porque los pronósticos de Defensa Civil no eran alentadores. Anunciaban tormentas importantes para Tucumán y el NOA”, dijo el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, a cargo del Poder Ejecutivo.

El Comité de Emergencias registró 260 personas que fueron evacuadas tras sufrir anegamientos en sus barrios. La mayoría de ellas son procedentes de Lules, Famaillá y Cruz Alta, y fueron atendidas por personal de los ministerios de Salud y Desarrollo Social. En algunas áreas cayeron más de 150 mm, provocando desbordes de canales.

“Al margen de la gran cantidad de agua que cayó, la situación está controlada y la gente es asistida. Llegamos a diferentes lugares por vía terrestre, con gomones de Defensa Civil y bomberos voluntarios. La seguridad está garantizada. La Policía desplegó instrucciones en todas las regionales para que estén a la par de los pueblos afectados. Se controlan los puentes y pasos viales”, dijo el Vicegobernador.

La ruta provincial N° 338, camino a San Javier, fue cortada anoche debido a que la corriente del Río Muerto se llevó el terraplén construido como paso alternativo a las obras del nuevo puente que conecta con El Corte. A pesar de ello, de acuerdo a lo informado por el interventor de la Dirección Provincial de Vialidad, Ricardo Abad, el camino fue rehabilitado hoy.

Además, hay caminos que se encuentran anegados en La Ramada y La Cruz, donde no se puede ingresar equipo vial.




Comentarios