Se trata de UPAL "Un pase a a libertad", el equipo del penal de Villa Urquiza hace más de dos años trabaja con el deporte ovalado buscando la reinserción social de los internos.


Un hecho histórico tuvo lugar en el penal de Villa Urquiza en la capital tucumana. UPAL, el equipo de rugby de la penitenciaría jugó un partido con un equipo de gendarmes. El resultado fue favorable para el conjunto formado por los internos que hace más de dos años se encuentran dentro del programa “Un pase a la libertad” como una forma de reinserción social a través del deporte.

La imagen sin duda trae a la memoria la película estadounidense “Golpe Bajo”, la comedia de Adam Sandler acerca de un grupo de convictos que organizan su equipo de fútbol americano para jugar frente a los guardias de la prisión.

“Golpe Bajo”.

Sin embargo, UPAL es mucho más. “Un pase a la libertad”, es un programa que busca proporcionar hábitos de conducta diferentes en los internos mediante el rugby y fundamentalmente a través de los valores que este deporte pregona.

El plantel de la penitenciaría está conformado por aproximadamente 35 personas pertenecientes a las unidades 1, 2, 5 y 9. Los encargados de llevar adelante este ambicioso proyecto son Patricio Perondi, René Sueldo, Hugo Gaudioso como entrenadores y el preparador físico Mariano del Corro.

Facebook: Un pase a la libertad.

La jornada comenzó con un acto del que participaron las autoridades del penal y agradecieron la presencia del equipo de la gendarmería por la predisposición. El partido se jugó en tres tiempos de 20 minutos y el resultado fue favorable para los reclusos por 21 a 0.

UPAL tiene por objetivo principal lograr reinserción social verdadera. Desde lo humano se busca la recuperación física del interno, debido a la gran problemática del consumo de drogas. Un segundo paso apunta a intentar ayudar al entorno familiar en cuanto a mejorar su realidad social; y por último, lo que resulta por el momento más difícil, sería la incorporación social verdadera del interno a través del trabajo, una vez que se encuentre en libertad.

Además el regalo que llevaron desde gendarmería para el equipo de Villa Urquiza fue muy significativo: una imagen de la Virgen del Rugby.

No es la primera vez que UPAL se mide con otros equipos, ya disputaron varios partidos con equipos de la provincia, entre ellos Tucumán Rugby, Natación y Gimnasia, Tucumán Lawn Tennis, Cardenales, Liceo y hasta Los Naranjas, que ingresan al penal para vivir una experiencia diferente.

El sentido social se encuentra presente en todos los impulsores del programa, quienes ven en el rugby una herramienta transformadora que puede servir para mostrar otra realidad posible a los penitenciarios y brindarles una oportunidad real al momento de salir del penal.




Comentarios