El hecho ocurrió tras una denuncia por violación de domicilio.


Efectivos de la Comisaría Séptima detuvieron a un exempleado policial luego de un conflicto por violación domiciliaría.

Se trata de un sujeto de 36 años, quien había sido demorado en medio de una pelea entre dos mujeres por una vivienda de calle Santiago al 1.900. Había sido contratado por una de ellas para cuidar el domicilio de la capital tucumana.

Ariel Galván, jefe de la Comisaría Séptima contó que: “El lunes tomamos intervención a través del Sistema de Emergencias del 911 en una situación ocurrida en calle Santiago al 1.900. Cuando llegamos al lugar, una mujer de 64 años denunció que dos sujetos no le permitían ingresar a su vivienda, donde previamente habían violentado dos puertas de acceso. Por ese motivo, los acusados fueron trasladados a la dependencia policial”.

Por otra parte, el comisario también dejó en claro que “en ningún momento, la mujer puso en conocimiento la sustracción de alguna de sus pertenencias. En la denuncia solo está asentada la irrupción a su domicilio y la ruptura de la puerta de ingreso, por lo que no hubo ningún robo”, acotó.

En ese mismo día, se hizo presente a la Comisaría otra mujer, de 50 años. “Dijo que ella era la propietaria de la casa, y que a través de un Convenio de Mediación iba a tomar posesión de la vivienda. Por eso había contratado a esas dos personas para que cuiden el inmueble hasta su traslado”, explicó.

Por su parte, el acompañante de 27 años del expolicía fue puesto en libertad por disposición judicial, pero resultó detenido por una contravención policial al haber causado desorden en las inmediaciones de la Comisaría Séptima.




Comentarios