Tenía pedido de captura a nivel nacional por un asalto a un empleado de un negocio de la ciudad de Famaillá y fue detenido manejando un auto de alta gama.


El jueves pasado, un hombre de 24 años, que tenía pedido de captura a nivel nacional por un asalto a un empleado de un negocio de la ciudad de Famaillá, fue detenido por efectivos de la División Sustracción de Automotores de la Policía, cuando lo descubrieron manejando un auto de alta gama por el Barrio Victoria de la capital tucumana.

El asalto tuvo lugar el 1 de junio de 2018, cuando el encargado del comercio, ubicado en el acceso norte de la ciudad de Famaillá, salió para trasladarse en una motocicleta hacia una entidad bancaria en la zona céntrica de esa ciudad a fin de realizar un depósito de $300 mil.

En el trayecto, fue sorprendido por cuatro sujetos arriba de dos motocicletas y mediante el uso de armas de fuego le exigieron detenerse. El empleado intentó evadirlos pero de inmediato le realizaron varios dispararon sin llegar a lesionarlo. Finalmente, lograron despojarlo del dinero y emprendieron una veloz huida. Según el relato de la víctima, también había participado del hecho un automóvil.

Los investigadores solicitaron medidas de allanamientos y detenciones para los sospechosos. Es así que se logró detener a dos integrantes mientras se seguía buscando al resto que tenía pedidos de capturas incluso en el ámbito nacional.

Fue así que, alrededor de las 21 del jueves, se encontró al tercer sospechoso y tras interceptarlo, procedieron a su detención y al secuestro del auto marca Volkswagen Vento, que quedó a disposición de la Fiscalía penal de la I Nominación del Centro Judicial de Monteros.

El procedimiento policial fue supervisado por el Director General de Investigaciones, Julio Galván y el director Jorge Dib.




Comentarios