Durante la noche del jueves, delincuentes que habían intentado asaltar a un hombre, hirieron gravemente a un joven de un tiro en la cabeza cuando salió de su casa al escuchar gritos. La víctima fue identificada por los voceros como Martín Quipildor, de 29 años.

El joven trabaja como chofer de la línea urbana 124 de colectivos y permanece internado en estado de coma. Según las fuentes, el hecho sucedió alrededor de las 21 del jueves, cuando se encontraba en el interior de su domicilio ubicado en avenida Brígido Terán al 1.300 y, al escuchar gritos provenientes de la calle, salió a ver que sucedía.

Fue ahí que vio a dos ladrones armados tratando de robarle la moto a otra persona, y luego comenzaron a disparar. Uno de los proyectiles hirió en la nuca a Quipildor, quien tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Ángel C. Padilla.

En tanto, informaron que el dueño de la moto se encuentra en buen estado, mientras que los asaltantes lograron escapar y son intensamente buscados.