Tras un operativo antidrogas llevado a cabo en la ciudad de Tres Arroyos, cuatro efectivos policiales fueron trasladados al Hospital Pirovano luego de ser recibidos por una lluvia de piedrazos mientras realizaban un allanamiento en una vivienda ubicada en Deán Funes al 1200.

Uniformados de la SubDDI de Tres Arroyos acudían al domicilio mencionado con una orden de detención para Kevin Castillo dictada por el Juzgado de Garantías a cargo de la doctora Fabiana Brandolín por una causa por “comercialización de estupefacientes” cuando fueron recibidos con piedrazos y ladrillazos por los allegados de Castillo, quien pudo ser detenido por la policía.

Los policías heridos son Damián Martín, Isaías Paule, Juana Porzio y Darío Conde, tres de ellos, con heridas calificadas como “graves”, fueron revisados en el Hospital Pirovano y recibieron posteriormente el alta médica.

El móvil policial en el cual se trasladaban, sufrió importantes daños en su carrocería por la virulencia de los impactos.

En el allanamiento se secuestró una cantidad no precisada de marihuana y la investigación está a cargo del fiscal Gabriel Lopazzo.