En el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa el país por la propagación del Covid-19, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA ) decidió otorgarle a cada una de sus más de 150 entidades adheridas la suma de 100.000 pesos para lo destinen a apoyar el sistema de salud de su zona de influencia. En el caso de la Cooperativa de Cascallares, el consejo de administración definió volcar ese dinero en el CAPS de la localidad.

Tras consultar con la Comisión de Amigos del Hospital Pirovano, la Cooperativa de Cascallares decidió utilizar ese dinero para adquirir un Desfibrilador Externo Automático (DEA) para el Caps de su localidad, aportando los 40 mil pesos que restaban para alcanzar su valor.

Este lunes por la mañana, el doctor Daniel Vallés recibió el aparato de manos de Miguel Barreras, prosecretario de ACA; de Alejandro Albertsen, presidente de la cooperativa; y de Daniel Hastrup, tesorero.

El Caps de Cascallares recibió un Desfibrilador donado por la Cooperativa de la localidad.

“Nos faltaba un desfibrilador porque en caso de un paro cardíaco o de una emergencia grave, Cascallares está a 25 kilómetros del Hospital, y hay emergencias que no pueden esperar. Este equipo te da una garantía y una tranquilidad, que en caso de una emergencia cardiovascular aguda, se pueda revertir lo que se llama la fibrilación ventricular, para cual necesitas esto. Y cuanto antes se use, muchos mejores pronósticos tiene el paciente de salir del cuadro y de sobrevivir”, destacó Vallés.

“Al ser portátil, el DEA se puede utilizar en el CAPS, en la Centro de Salud de la cooperativa o llevarlo en la ambulancia a atender una emergencia. Y eso es muy importante”, agregó.

El Caps de Cascallares recibió un Desfibrilador donado por la Cooperativa de la localidad.

En el mes de abril, el CAPS de Cascallares recibió el electrocardiógrafo, equipamiento adquirido por la Comisión Amigos del Hospital con el dinero donado por la cooperativa con motivo de cumplirse su 89 aniversario en marzo pasado, oportunidad en la que distribuyó 6.300.000 pesos en 15 entidades de bien público.

“Con estos dos equipos la sala está muy bien dotada ya sea para realizar controles como para responder ante una emergencia. Es un gran logro”, aseguró el médico.

Vale recordar también, la campaña solidaria que se llevó a cabo por parte de la Cooperativa de Cascallares que con el aporte de sus asociados lograron reunir 991 mil pesos, que, junto con los 209 mil pesos que aportó la propia entidad, se alcanzó la cifra necesaria para comprar un respirador artificial para el Hospital Pirovano. El dinero fue transferido los primeros días de abril a la Comisión Amigos del Hospital.