En plena crisis, ante la baja del 44% de suscriptores y de más 200 mil suscriptores en todo el mundo, Netflix apuesta a las grandes producciones para salir a flote.

Es por eso que la plataforma decidió producir menos proyectos pero con un mayor despliegue, para repetir los éxitos de No miren arriba, Stranger Things o Alerta Roja y uno de los productos elegidos es nada menos que una nueva serie animada de Los Cazafantasmas, una franquicia que no para de crecer.

Una serie animada de los Cazafantasmas está en marcha. (SONY) Foto: SONY

Tras el éxito que tuvo Cazafantasmas: más allá (2021), la dupla de Jason Reitman -hijo del creador de la franquicia- y Gil Kenan se harán cargo de la producción ejecutiva para Ghost Corp Inc., en colaboración con Sony Pictures Animation.

Aunque todavía se desconocen los detalles de la trama, quién será el showrunner y quiénes escribirán el guión, las series anteriores han funcionado muy bien y el contenido del producto no es un problema para los creadores.

“Tenemos muchos universos de franquicias con los que operar”, señaló Tom Rothman, presidente de Sony Pictures, cuando el año pasado le consultaron si seguirían generando más series y películas.

Cazafantasmas, un clásico que se renueva

La primera fue Los verdaderos Cazafantasmas, realizada entre 1986 y 1991, que consta de 140 episodios de poco más de 20 minutos, mientras que en 1997 salieron a la luz los 40 capítulos de Cazafantasmas: la nueva generación, un proyecto que amplió el universo creado por Reitman y que también contó con gran aceptación del público.

En cuanto a Netflix, Cazafantasmas no es el único éxito surgido varias décadas atrás al que recurre. Sin ir más lejos, pronto anunciará la fecha de estreno de Wednesday, una serie de Tim Burton que mostrará la adolescencia de Merlina, la adolescente de Los locos Addams.