La base sería partir de un 40%, aunque desde el sector empresarial lo consideran ínfimo.


Los sucesivos aumentos en el combustible y repuestos obligaron a replantear la necesidad de solicitar un incremento de la tarifa de taxis y radio taxis en la capital santiagueña.

El tema será analizado este viernes entre empresarios, propietarios de unidades y choferes, en una reunión con concejales. En este marco, existen fuertes diferencias entre las partes sobre cuál debería ser el porcentaje concreto de aumento a solicitar para actualizar la tarifa.

“Nos cuesta mantener el trabajo porque subsidiamos el servicio con nuestro bolsillo”, manifestó a El Liberal Luciano Ledesma, representante de la Federación de Propietarios de Taxis y Radiotaxis. Y apuntó que para este sector, un pedido razonable de aumento de la tarifa “sería del 60%, y es lo mínimo que podemos pedir”.

Por su parte, el secretario general del sindicato de Peones de Taxis, Daniel Rozas, manifestó que la entidad “no acompañará” ese pedido. “Pedir un 60% de incremento de tarifa está fuera de contexto, y va a afectar mucho al sector de los choferes. Si vamos a pedir un aumento, queremos que sea algo coherente, atento a la situación económica a nivel nacional”, sostuvo.

En tanto, consideró que un pedido razonable sería conseguir “un aumento de tarifa del 40%, que ya fue presentado y se planteó que sea en dos partes: un incremento del 20% en marzo y el otro 20% restante en septiembre”.






Comentarios