El Negro tuvo una sólida actuación y se quedó con un triunfazo contra La Gloria, por 80-72.


Con un rendimiento de menor a mayor, Olímpico se las ingenió para terminar festejando ante su gente, un nuevo triunfo en la Liga Nacional de Básquet. Su víctima, fue Instituto de Córdoba, al que derrotó por 80 a 72. 

En el primer cuarto los dirigidos por Adrían Capelli salieron dormidos y les costó meterse en ritmo de partido, si embargo, el ingreso de Machuca le hizo bien y lo ordenó. Además, encontró en Basabe y Massey sus principales fuentes de ataque, que le permitieron irse arriba por 23-17.

En el segundo parcial, la figura de Piñero, por momentos incontrolable para Massey, y Amicucci fue creciendo y complicó al elenco bandeño, que encontró la solución en los tiros desde el perímetro, en los que se destacaron Solano y Figueroa. AsÍ, el local se fue arriba por 7 puntos (42-35).

Tras el regreso del descanso largo, el juego siguió siendo emocionante, con mucho ritmo y con el anfitrión sólido y convencido del plan a desarrollar en el campo. La intensidad defensiva fue otra de las claves, para cerrar el aro y encarar los últimos 10 minutos, con una diferencia a favor de 13 unidades (63-50).

Con mucha tranquilidad, Olímpico administró la ventaja obtenida y se dio el gusto de levantar a su público con una volcada impresionante de Guzmán, para ponerle un broche a una actuación colectiva de alto nivel, indicó el sitio oficial de la Liga Nacional de Básquet.






Comentarios