La mujer afirmó que se trató de una fuga de gas y relató como ocurrió el accidente doméstico. 


Momentos de tensión y dramatismo se vivieron durante la tarde del jueves en una casa de Las Termas, debido a que un niño de 10 años sufrió quemaduras en su cabeza y en su rostro por la fuga de gas de una garrafa. 

Raquel González, madre del niño herido, fue la que dio novedades del caso. “Tiene el pelo quemado y un poco la cara. Está respirando bien. No explotó nada, si explotaba una garrafa hubiese sido un desastre, yo tengo otras seis garrafas”, expresó.

La mujer se dedica a la venta ambulante de comida y en ese momento había salido de la casa a hacer algunas compras, cuando ocurrió el incidente. También retaló que su hijo quiso guarda una garrafa debajo de la mesada y allí fue que salió un poco de gas y había una hornalla encendida, que provocó la llama. que quemó al niño.

Respecto al estado de salud de su hijo, González llevó tranquiilidad  y dijo: “Ahora está en control, pero está todo bien”, comunicó en declaraciones a Diario Panorama






Comentarios