El conductor quedó expuesto en el puesto de control. 


El martes, el control policial secuestró 250 kg de cocaína. Por el incidente quedó detenido un ciudadano salteño. El procedimiento fue realizado por efectivos de Gendarmería Nacional en la ruta 16 a la altura de Monte Quemado, departamento Copo.

Los efectivos detuvieron la marcha de un camión Volvo porque sus características les resultaron llamativas. Ante esta situación, el juez federal, Guillermo Molinari, ordenó una requisa con dos testigos.

Los expertos inspeccionaron la unidad y descubrieron en 4 ruedas duales diversos paquetes, bien compactados. Al analizarlos, se confirmó que era cocaína de máxima pureza, camuflada para burlar cualquier control en las rutas.

Inmediatamente, detuvieron al salteño. Quedó imputado por “transporte y tenencia de droga con fines de comercialización”. 

La mercancía tendría un valor de varios millones en América.




Comentarios