La joven protagonizó varios robos junto a un grupo de amigos el día que cumplió 16 años, por lo que puede ser juzgada. 


Detuvieron a una adolescente por ser participe de varios robos en la localidad santiagueña Suncho Corral y la condena será trabajar por un año de manera gratuita en un merendero de la iglesia evangélica. 

Según detalla El Liberal, la joven fue detenida y acusada por el robo en varios comercios junto a su grupo de amigos el día que cumplía 16 años, por lo que ya no era inimputable. Otro de los delincuentes será juzgado en los próximos días, mientras que gran parte del grupo siguen en libertad. Todos residen en el barrio Challua.

Los abogados de la acusada junto a la Fiscalía acordaron la suspensión del juicio a prueba, más conocido como probation y el juez de Control y Garantías, Rodolfo Améstegui acompañó la propuesta de que la adolescente realice trabajos comunitarios en el comedor “Los soldados de Jesús”. 

Vale aclarar que los delincuentes robaron una boutique Suncho Corral y se llevaron más de 25 pares de zapatillas junto a la suma de $30.000. Luego fueron a asaltar otro comercio y al parecer allí la joven se cortó la mano, dejando rastros de sangre que guiaron a la Policía hasta su casa. 

Como la adolescente cumplió 16 el mismo día que cometió los robos, la Justicia pudo juzgarla y mientras ella colabora con el merendero, tanto su familia como al de otro detenido, se comprometieron a devolver el dinero robado. 






Comentarios