Ocurrió en Santiago del Estero y el hombre terminó siendo atendido en Tucumán.


Llevó a su papá a un centro de salud de la ciudad de Santiago del Estero porque debía ser intervenido quirúrgicamente de urgencia ya que presentaba un cuadro de peritonitis, pero los médicos de guardia se negaron a atenderlo

La mujer que radicó la denuncia fue identificada con el apellido Saravia y según detalla El Liberal, fue ella quien dejó asentado lo que ocurrió durante la madrugada de ayer. En la denuncia se especifica que el hombre comenzó a sentir dolores abdominales durante el día martes y que al acercarse al hospital zonal de Monte Quemado le informaron que debía someterse a una cirugía en un hospital de mayor complejidad.

Ante esta noticia, la joven acompañó a su padre y llegaron a Capital a las 2.30. Al ingresar al nosocomio fueron recibidos por una enfermera y esta los acompañó a buscar a al cirujana de guardia. Al solicitar su servicio la doctora respondió: “No lo voy a atender porque estoy durmiendo”.

Ante esta inesperada contestación, acudieron desesperadamente al médico clínico que estaba de guardia pero recibieron otra negativa. Ante las insistencias por el complicado cuadro del hombre los profesionales de la salud les dijeron: “Ya lo vamos a atender”. 

Como la situación no cambiaba y su padre seguía con fuertes dolores abdominales decidió trasladarlo en su auto hacia Tucumán, provincia en la que ella actualmente vive. Para intentar apaciguar el sufrimiento del hombre la enfermera le inyectó calmantes y un suero. 

Además de la actitud que tuvieron los médicos, según detalla la denuncia, lo sorprendente fue que el personal del centro de salud fue quien sugirió a la mujer que haga la denuncia ya que no era la primera vez que estos sujetos se negaban a atender a los pacientes durante la madrugada. 




Comentarios