Ocurrió en un canal delparaje Buey Muerto, en Santiago del Estero.


Dos hombres que volvían de bailar, en estado de ebriedad, perdieron control del vehículo, que se desvió hacia un canal y se hundió. Mientras que uno de ellos pudo escapar y volvió caminando a su casa, el otro, de 33 años, murió ahogado.

Vuelco en Santiago del Estero (Web)

El detalle macabro es que el hombre que escapó, César Alberto Cancinos (40), había olvidado que viajaba junto a un acompañante, y solo se percató cuando volvió al otro día a rescatar el auto, que se había sumergido en el canal del paraje buey Muerto, en el departamento santiagueño de Robles.

Al regresar, encontró el cadáver de Maximiliano Santillán (33) que, según Clarín, no presentaba signos de haber muerto antes del impacto con el agua. El cuerpo estaba entre los asientos delanteros y con los pies hacia el parabrisas, por lo que los investigadores creem que pudo haber intentado romper el vidrio para salir.

Su postura también alertó a los investigadores sobre la posibilidad de que haya sido él quien realmente iba al mando del vehículo, con Santillán de acompañante.

La justicia de Santiago del Estero ordenó hoy la detención de Cancinos. Imputado por “homicidio culposo”, permanecerá detenido en una dependencia policial de la localidad de Robles.

En tanto, el cuerpo de la víctima fue trasladado y sometido a una autopsia en la Morgue Judicial que funciona en el Hospital Independencia de la capital santiagueña.




Comentarios