En las declaraciones aseguran que el arma homicida pertenece al hinca del Club Güemes. 


Los testigos del crimen de Álvaro Monje comprometen cada vez más al principal sospechoso por el homicidio Lautaro “Manteca” Gorosito. En sus declaraciones señalan que el arma que mató al hincha de Central Córdoba pertenecía a “Manteca”.

Las autoridades solicitaron que se aceleren los resultados de las pericias genéticas que se realizó sobre la ropa y el cuerpo de los acusados que estaban manchados con sangre. Pero además, la Policía está alerta por rumores de venganza, según detalla El Liberal.

El desencadenante del enfrentamiento entre Monje y Gorosito habría sido la rivalidad futbolística ya que la víctima fatal era fanático del “Ferroviario” y el otro del Club Güemes. 

Monje integraba una de las facciones de la barrabrava de Central Córdoba y allegados señalan que sus amigos quieren vengar la muerte. Por esta razón los uniformados están en alerta.

La hermana de la víctima contó que se enteró del crimen minutos después de que se concretó. La mujer fue hasta la casa de Manzana 32 del barrio Siglo XXI y se encontró con su hermano muerto en el patio del lugar.

El sujeto señalado como autor de la puñalada que mató a Monje será indagado en los próximos días por la fiscal Natalia Saavedra.






Comentarios