Roberto Agüero se juntó a comer un asado y beber con un amigo en el paraje Puesto de Juanes.


Un hombre murió este jueves como consecuencia de las graves quemaduras que sufrió al caer sobre una fogata que había encendido junto a un amigo para aliviar el intenso frío en Santiago del Estero, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió durante la madrugada del jueves en una casa tipo “rancho” del paraje Puesto de Juanes, cuando la víctima, identificada como Roberto Agüero, de 70 años y su amigo Alfredo Ruiz (72), terminaban de compartir un asado criollo.

Agüero murió calcinado.

Agüero se dirigió para colocar leña en una fogata que habían encendido para calmar el frío en una habitación construida con horcones, ramas secas y barro, pero perdió el equilibrio y cayó al fuego sin lograr pedir auxilio a su amigo que se había quedado dormido a pocos metros de la fogata.

Horas más tarde, Ruiz encontró el cuerpo calcinado de su amigo y dio aviso a la Comisaría 27 de la localidad de Loreto.

Por disposición del fiscal Mariano Gómez, se ordenó que el cuerpo de Agüero fuera trasladado y sometido a una autopsia en la morgue judicial que funciona en el Hospital Independencia de la capital provincial.




Comentarios