En el incidente, el jockey también resultó herido y fue hospitalizado. 


Otro caso de violencia animal que se refleja en las carreras de caballos que se realizan en distintas ciudades. En este caso, pasó en El Deán, una localidad ubicada sobre la ruta Provincial de Santiago del Estero, donde el lunes a la tarde se realizó una carrera de caballos y uno de ellos resultó herido con tal magnitud que tuvo que ser sacrificado. 

El animal se fracturó las dos patas delanteras en plena carrera cuadrera y horas después tuvo que ser sacrificado, con el consentimiento de su dueño. 

En tanto al jockey que estaba encima de él, salió despedido y sufrió lesiones al impactar contra un poste por lo que tuvo que ser hospitalizado de urgencia en el Hospital Regional.

Según precisaron fuentes policiales a ElLiberal, en la última carrera competían tres ejemplares y a 50 metros de la meta, uno de ellos denominado “Negro Paint”, se quebró las patadas delanteras y el jockey de apellido Argañaraz de 18 años, salió despedido impactando contra un poste que dividía los andariveles.

En tanto, el equino quedó tendido en el lugar y se solicitó la presencia de un veterinario, el cual con el consentimiento del propietario -de apellido Alfonzo- habría aplicado una inyección letal al animal para evitar su sufrimiento.






Comentarios