Ziliotto había dicho que el precandidato a gobernador del PRO era un delegado del gobierno nacional y éste lo tomó como una falta de respeto.


Carlos Mac Allister, precandidato a gobernador del PRO, estuvo en un acto de campaña en Eduardo Castex junto a su compañero de fórmula, Juan Carlos Passo, el precandidato a intendente de General Pico, Martín Maquieyra y la precandidata a intendenta de esa localidad, Paula Kohan.

Ante un nutrido auditorio, el ex futbolista rememoró: “Cuando me tocó ser diputado nacional, del otro lado estaba el kirchnerismo, que hoy está asociado al gobierno provincial. Y cuando uno de los nuestros hablaba, gritaban cosas, le decían “vendepatria“, “amigo de las corporaciones” y no sé cuántas cosas más”.

Mac Allister dijo estar acostumbrado a los insultos: “a mí me puteaban de a 50 mil y eran los míos. No pasa nada”, dijo en referencia a su época de jugador de fútbol.

Mac Allister en Eduardo Castex (Mac Allister)

Y continuó: “ayer el candidato del PJ me nombró como delegado del gobierno nacional. Eso es faltarle el respeto al candidato del otro partido. Lo que le quiero decir es que soy el único funcionario nacional que renunció al cargo de secretario de Estado para ser candidato“.

“Y lo segundo, es que espero que no sea cosa que dentro de un tiempo, él y todos sus secuaces terminen de la misma manera que terminó el kirchnerismo: con 25 funcionarios procesados y presos”, enfatizó.

“Soy una persona que puede andar tranquilo por la calle. No me pasé la vida viviendo del Estado como ellos. Toda la vida trabajé. Yo sé lo que es pagar una quincena y me rompí el lomo trabajando fuera del Estado”, afirmó el ex secretario de Deportes.

“Les quiero decir que me van a putear, van a inventar cosas, pero va a ser difícil que me rompan al medio. Tengo un equipo muy fuerte, muy grande. Una familia hermosa y un equipo que me acompaña a todos lados. Y porque tengo el convencimiento que hay cosas que hay que cambiar”, concluyó Mac Allister.






Comentarios