El Gobierno de La Pampa informó, en sendos comunicados, la clausura de la cancha de fútbol 5 del Club San Martín y del gimnasio Olimpo, ambos de la ciudad de Santa Rosa, por incumplir los protocolos establecidos para el funcionamiento de esos lugares de prácticas deportivas.

El gimnasio había sido visitado en seis oportunidades, en las que se le había advertido sobre las cuestiones que debían revisar respecto a lo establecido en el protocolo específico Covid-19 que regula la actividad.

Un gimnasio fue clausurado y otro apercibido (APN)

En la revisión, se detectó la violación de varios aspectos incluidos en la normativa, tales como mala trazabilidad, ausencia de islas de sanitización, no respetar turnos de 45 minutos y los 15 minutos de desinfección, entre otras.

En la cancha de fútbol 5, se constató la falta de habilitación para desarrollar la actividad, trazabilidad desactualizada, falta de discriminación de turnos, exceso de personas respecto a las permitidas, no uso de barbijo por parte del responsable de la clase y no respeto del distanciamiento en el acceso al establecimiento.

La inspección en el Club San Martín (APN)

El complejo había sido visitado en tres oportunidades, y esta vez, ante la obstrucción del acto inspectivo, se procedió a la clausura siendo necesario convocar a las fuerzas públicas para acreditar la identificación del responsable, ya que éste se negó a hacerlo ante las autoridades provinciales.

En la cancha de fútbol 5 se debió convocar a la fuerza pública para proceder a la identificación del responsable (APN)

Además, en otros procedimientos, se labraron actas preventivas a los gimnasios Oxígeno y a las canchas de fútbol 5 Mega Potrero y El Templo, cuyos titulares deberán realizar los descargos sobre lo actuado para una nueva inspección a realizarse en los próximos días.