La iniciativa fue impulsada por el Ejecutivo y fue aprobada por mayoría en la Cámara de Diputados.


Este jueves, la Cámara de Diputados de La Pampa aprobó sobre tablas, por mayoría, un proyecto de ley que había enviado el Ejecutivo y que ahora permitirá aplicar multas a quienes no usen tapabocas y clausurar establecimientos ante la infracción por incumplimiento de los protocolos de Covid-19.

A partir de ahora, es obligatorio el uso de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón. Quienes no lo utilicen para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público, para circular en transporte público, o transporte privado (cuando circulen más de dos personas y no sean convivientes), para circular y permanecer en espacios públicos y espacios compartidos en el ámbito de la provincia de La Pampa, serán pasibles de una multa de entre 2.000 y 5.500 pesos.

Del mismo modo, se podrán aplicar multas para quienes omitieren el cumplimiento de las recomendaciones y franjas horarias establecidas por la normativa provincial para los reencuentros familiares y sociales.

La Cámara de Diputados aprobó la aplicación de multas para quien no use tapabocas (Diario Textual)

También, los comercios, empresas, industrias y todos aquellos establecimientos que desarrollen actividades económicas, deportivas, artísticas y sociales que no cumplan con los protocolos establecidos, serán pasibles de apercibimientos, multas y clausuras.

La iniciativa fue acompañada por 27 legisladores, mientras que los diputados Matías Traba y María Laura Trapaglia decidieron no apoyarla.

Julio González, presidente del bloque del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa), argumentó que “esto es gracias al estatus sanitario logrado, y en reconocimiento al esfuerzo de todos los pampeanos. Para que eso se sostenga es necesario que no nos relajemos”, dijo. “Poniendo sanción a quienes no cumplen se contribuye a que todas las actividades puedan seguir funcionando“, concluyó.




Comentarios