Las tres se enteraron de sus respectivos embarazos en noviembre y las tres tienen fecha de parto para julio con solo seis días de diferencia.


Verónica Agüero se enteró a principios de noviembre pasado que iba a ser madre primeriza. Días después, a la salida de una consulta con el médico, se encontró con su hermana Paula, que se atiende con el mismo profesional, y le dijo que también esperaba un bebé. Y el médico le confió a Paula que Gabriela, su otra hermana, también estaba embarazada.

La particular historia de las tres hermanas que viven en el barrio Villa Alonso de Santa Rosa, fue relatada a La Arena en una entrevista que brindaron juntas, para contar un caso de coincidencias que generó sorpresa y entusiasmo en el entorno familiar.

Verónica espera a su hijo Milo para el 9 de julio. Dos días antes, el 7, Paula, que ya tiene un varón, espera que nazca Juanita. Y Gabriela, que es madre de dos niñas, tiene fecha para el 13 para el parto de Agustín.

Mi mamá dice que son trillizos pero de diferente madre“, dice Verónica entre risas, y agrega que “en la familia hay apuestas para ver cuál de los tres nace primero, sería un poco caótico, al menos para el médico, si llegan a nacer juntos, pero mientras los padres no se confundan no hay drama, después vamos a festejar todos los cumpleaños juntos”, dice.

Como si fuera poco, la particular situación familiar fue atravesada por la cuarentena, por lo que las tres debieron aislarse y recién hace algunos días pudieron reencontrarse, compartiendo un momento muy emotivo.

“Tuvimos que empezar a hacer compras online porque no teníamos ropa, pañales ni nada, y tampoco sabíamos hasta cuándo íbamos a estar así, por lo que al principio era comprar lo mismo las tres”, cuenta Paula, que asume que durante el aislamiento vivieron momentos de incertidumbre.

Las tres reconocen que el apoyo mutuo fue fundamental para la contención y que crearon un grupo de Whatsapp: “Tenemos un grupo nosotras solas como para no molestar a nadie y ahí nos hacemos las preguntas que surgen. Vero es la que lleva la cuenta de cuántas semanas vamos y de los estudios. En mi caso es el tercer embarazo, como que estoy más relajada y sé que en cualquier momento llega”, detalla Gabriela.

Verónica agrega que “nuestros estudios son los mismos, o sea, si el médico me pide estudios de sangre, a ellas también, si receta una vacuna, a ellas también. Todas tenemos el mismo recorrido y es re loco“.

Como si las coincidencias no bastaran, además de esperar a sus hijos en la misma semana y atenderse con el mismo médico, dos de sus maridos se llaman Hugo y las tres trabajan como docentes en la misma escuela.

Y para colmo, Verónica es la primera de las hermanas y tendrá su primer bebé, Paula, la segunda de las hermanas, tendrá a su segundo hijo, y Gabriela, la tercera hija de sus padres, tendrá su tercer hijo. Todos esperamos ansiosos la semana de los partos para seguir desatando coincidencias y curiosidades.




Comentarios