Según la denuncia, los hechos habrían ocurrido en el convento La Inmaculada Concepción de Intendente Alvear cuando la víctima tenía 19 años.


El sacerdote José Miguel Padilla, padre superior y fundador de la congregación de frailes recoletos, declaró este viernes en la Fiscalía de General Pico y negó haber acosado y abusado sexualmente de un joven que aspiraba a convertirse en un monje en la localidad de Intendente Alvear.

La audiencia fue presidida por el juez de Control, Alejandro Gilardenghi, y estuvo presente la fiscal Ivana Hernández, en representación del Ministerio Público Fiscal, el acusado y su abogado defensor, Jorge Salamone, según informó Maracó Digital.

Padilla fue acusado por un joven entrerriano de 24 años, Vicente Suárez Wollert, de abuso sexual en varias oportunidades, hechos que habrían ocurrido en el convento La Inmaculada Concepción de Intendente Alvear cuando era seminarista y tenía 19 años.

Padilla negó las acusaciones (Maracó Digital)

La fiscal Hernández informó que “el señor Padilla negó los hechos“, cuando concluyó la audiencia de formalización, “negó que haya ocurrido lo que estaba expuesto en la denuncia. Efectuó apreciaciones negando los hechos y haciendo manifestaciones en ese sentido”, dijo.

A pesar de eso, el hecho se caratuló como “abuso sexual agravado por el carácter de ministro de culto“, y le aplicaron al cura medidas sustituvas de la prisión preventiva: prohibición de acercamiento y contacto con la supuesta víctima, una presentación en un organismo de contralor y prohibición de salir de provincia, entre otras.

Hernández añadió que “en caso de no ser cumplidas por la persona imputada, nos da la posibilidad de solicitar la prisión preventiva“.




Comentarios