La Reserva Natural Parque Luro, en la Ruta Nacional N° 35, es uno de los destinos mas destacados.


La provincia de La Pampa, gracias a su ubicación geográfica y a la rica y variada oferta de naturaleza y aventura, se ha convertido en una atractiva opción turística para los viajeros que la cruzan en todas direcciones.

Es, además, el territorio con la mayor superficie de bosque de caldén, el árbol típico de la provincia, que alberga una buena cantidad de lugares para desarrollar el turismo aventura, entre los que se destaca la Reserva Natural Provincial Parque Luro, que se encuentra en un área de 7.500 hectáreas.

La entrada a la Reserva, a la vera de la Ruta 35 (Web)

Ubicada a solo 37 kilómetros al sur de la capital, Santa Rosa, es la única área protegida que preserva el bosque de caldén y cuenta con una zona de pastizal de características particulares y con dos lagunas de carácter salino que albergan un importante número de aves acuáticas.

Entre los meses de marzo y abril, la Reserva ofrece el avistaje guiado de ciervos en brama, que se produce cuando los machos se movilizan hacia donde están las hembras emitiendo ese particular sonido, espectáculo natural imperdible.

La brama de los ciervos es un espectáculo imperdible (Web)

El Parque Luro alberga, además, un imponente castillo de principios del siglo XX, que era la residencia de su fundador, Pedro Luro, en el que por entonces era su coto de caza privado, y que, además de su valor arquitectónico y artístico, se destaca por estar estrechamente ligado a los orígenes históricos de la sociedad pampeana al haber sido epicentro de la actividad provincialista en sus primeras décadas.

La Reserva posee, además de un sector de camping, pileta y cabañas de alojamiento, un Centro de Interpretación en el que guías especializados muestran en detalle las características únicas de este lugar, que define la identidad natural y cultural de la provincia.





Comentarios