La Administración Provincial de Impuestos (API) de la provincia de Santa Fe puso en vigencia hasta el 31 de mayo próximo una moratoria para todos los tributos provinciales. La iniciativa diferencia las deudas generadas antes de la pandemia de coronavirus.

El titular del organismo, Martín Ávalos, detalló que la medida “abarca a todos los impuestos”, tasas y contribuciones provinciales: Impuesto Inmobiliario, Urbano y Rural, Patente, Ingresos Brutos, Impuesto de Sellos y el Instituto Becario.

El funcionario destacó como que se reconocen “dos tipos de deuda: la que se puede denominar prepandemia, que es la devengada hasta el 29 de febrero de 2020, y la de pandemia, que es la que se generó entre el 1 de marzo y el 31 de octubre de 2020″.

Ávalos dijo que las deudas generadas hasta el 29 de febrero de 2020 “tienen los beneficios de una reducción de intereses de liquidación”, y puntualizó que “en el caso de pago contado, se hace una condonación del 80% de los intereses”.

“A su vez, se puede pagar de manera financiada en 12, 24, 36 y 48 cuotas con intereses de financiación muy bajos, y con reducción de intereses que van entre el 1% y el 2,5% mensual de financiación?, añadió el responsable de API.

El titular del organismo tributario añadió a todo ello “la condonación del 100% de las multas que sean tanto por incumplimientos formales como por incumplimientos materiales”.

Con relación a las deudas tributarias generadas en la pandemia, Avalos subrayó que “se van a pagar a valores históricos, sin ningún tipo de interés de financiación” y se podrán abonar “también hasta en 48 cuotas, sin intereses”.