El nene habló de su papá que mató a su madre y a cuatro familiares en diciembre de 2017. 


Luego de conocerse que Facundo Javier Solís, el ex agente penitenciario que asesinó a su ex pareja y a cuatro familiares de ella, será condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado, Melisa, la hermana de la ex mujer del agente, rompió el silencio y dio detalles de cómo se encuentran los hijos de Solís.

“Este mal nacido arruinó muchísimas familias y me sacó gran parte de mi familia. Arruinó a sus propios hijos, no pensó en ellos”, manifestó Melisa con una profunda tristeza.

La mujer contó que Luca, el hijo del ex agente y su pareja, tiene 10 años tiene mucho temor. “No quiero que mi papá salga más de la cárcel”, le contó el menor, que está aterrorizado.

Melisa dijo que Carmen, su madre, quien también murió a manos de Solís, había advertido horas antes de la masacre. “Acordate este desgraciado la va a terminar llevando a tu hermana en un cajón”, señaló a Aire de Santa Fe.

Tras el brutal episodio, Melisa cuida de Luca y Milagros, los pequeños hijos que su hermana Mariela tenía con el ex agente. “En parte estamos más tranquilos. Queremos que sea sentenciado y que pague todo el daño que nos causó y las familias que destruyó”, sostuvo.

“Me dejaría tranquila que este mal nacido se muera. No duermo de noche tengo miedo, pienso que se me va a aparecer, va subir la escalera y va a matar a los chicos”, manifestó la mujer.

Melisa reveló que la masacre dejó secuelas en los chicos. Milagros le teme a su abuela, la madre del asesino. “Piensa que su abuela es la persona de un película, siente que le está rasguñando el brazo”, contó.

Cuando Melisa llega de trabajar, Milagros la espera para hablar, necesita desahogarse. “Me empieza a hablar. Recuerda ese día en que el padre ( Solís) sale y empieza a patear las ojotas de ella, se acuerda que el padre le dice que va a matar a Aylen y a Joel ( la hermana de milagros y su novio)”, esbozó.

La mujer aclaró que los menores están con contención psicológica desde el primer día. “Milagros estuvo con crisis emocional el año pasado. Se pegaba, y le pegaba a quien se le acercaba. Lloraba desconsoladamente y gritaba, llamaba a su mama”, manifestó.






Comentarios